La velocidad de la Justicia… En la F1

El “Gran Circo”.

En cinco horas comienza lo que se ha llamado siempre “El Gran Circo”, el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 sobre el que en otras ocasiones he escrito algunas opiniones sobre temas legales (leer aquí Responsabilidad y riesgo. El caso Bianchi y el informe FIA).

La F1 da mucho juego jurídico y, sobre todo, de una forma bastante compleja; un mundo en el que predomina su normativa y la mayoría de los asuntos los “cocinan en casa”. No obstante a diferencia de, por ejemplo el fútbol, sí se acude a eso que incorrectamente se denomina “Justicia Ordinaria” (ver “Al respecto de la insufrible dicotomía justicia ordinaria/justicia deportiva” de @LuisCazorlaGS). Aunque el caso es un poco distinto, aquí es jurisdicción civil pura y dura…

El equipo.

El caso es que un piloto, Giedo Van der Garde, tiene contrato con el equipo Sauber para correr con ellos esta temporada. Hasta ahí todo normal si no es porque aparece en escena otro piloto, brasileño para más datos, que se llama Felipe Nasr y que trae en el morral el patrocinio nada menos de que de Banco do Brasil con su correspondiente chubasco de millones. Y es que el dinero en la F1 es muuuuuuy jugoso.

Consecuencia, dos pilotos fichados (Felipe Nasr y Marcus Ericsson), otro al que han dado la patada sin explicación aparente (Van der Garde, el protagonista de nuestra historia) y, en definitiva, tres pilotos titulares para dos coches a unas horas de empezar el campeonato.

La demanda.

Van der Garde se planta en los Tribunales de Victoria (Australia) ¡Ojo, el pasado lunes! y demanda a Sauber por incumplimiento de contrato, alegando que tiene prioridad para pilotar sobre los otros dos pilotos. Es verdad que previamente, el arbitraje celebrado en Suiza, donde la Federación obliga a acudir para las disputas, no fue acatado por Sauber. En concreto en su demanda, los abogados de Van der Garde vienen a decir:

“A principios de noviembre de 2014, el señor Van de Garde fue informado por la CEO de Sauber, Monisha Kaltenborn, que los dos asientos de Sauber se habían dado a otros pilotos y que, en consecuencia, el Sr. van der Garde no tendría sitio como piloto en el equipo en 2015.”

Otro dato importante es que el piloto había hecho una serie de solicitudes a Sauber para tramitar la licencia de piloto (lo que se denomina la Superlicencia y que la federación otorga a los pilotos para correr el campeonato, pero que es solicitada y tramitada por los equipos), que le entregaran la ropa oficial, etc. sin que el equipo cumpliera nada.

El equipo Sauber se amparaba en que el piloto había incumplido su contrato hablando de la mala situación económica que Sauber atravesaba y ya no existía obligación alguna que les uniera. Además los nuevos pilotos traían patrocinadores y, por tanto, contribuían al presupuesto del equipo (eso no creo que lo alegaran como causa de resolución contractual del piloto).

La sentencia.

El miércoles pasado ¡Se dicta SENTENCIA! Victoria del piloto (ya veremos si “pírrica” como la calificaba un medio de comunicación y el Tribunal dice:

“Al demandado se le ordenó abstenerse de realizar cualquier acción, cuyo efecto sea privar al demandante de participar en la temporada 2015 de Fórmula 1 como uno de los dos pilotos oficiales de Sauber, debiendo facilitarle todo lo necesario para ello.”

La Apelación.

Para los que trabajamos en el mundo de la abogacia en España, si no os ha resultado cómico que se interponga una demanda el lunes y se dicte sentencia el miércoles, aquí viene lo mejor.

El equipo Sauber, recurre en Apelación y hoy ¡Jueves, un día despuéS, la Corte de Apelaciones de Victoria DICTA SENTENCIA!

No está mal ¿Verdad? Y tampoco está mal que, inmediatamente dictada esa sentencia confirmando la de primera instancia (“Hemos de confirmar el fallo puesto que no vemos ningún error en los razonamientos iniciales”) el abogado del demandante solicite la ejecución, mediante una orden de desacato que se va a celebrar ¡DOS HORAS antes de que empiece el Gran Premio!

El “Gran Golpe”.

Así que en definitiva tenemos una sentencia de apelación que ratifica la de primera instancia en la que se otorga el derecho al piloto para correr como piloto titular del equipo de Fórmua 1 Sauber y, a su vez, la solicitud de ejecución y la vista que se celebrará en unas horas. En esa vista se solicita por los ejecutantes el cumplimiento inmediato de la sentencia y, en caso conctrario, el embargo de los bienes del equipo e, incluso, el arresto de la propietaria del mismo.

Ahora mismo no creo que haya mucha gente que sepa quiénes estarán en estos coches y si Sauber cumplirá la sentencia... O si se llegará a un acuerdod e alguna forma... de esos consistentes en cheques con muchos ceros.

Ahora mismo no creo que haya mucha gente que sepa quiénes estarán en estos coches y si Sauber cumplirá la sentencia… O si se llegará a un acuerdod e alguna forma… de esos consistentes en cheques con muchos ceros.

La conclusión… Divertida.

Sólo por hacer un paralelismo, imaginen ustedes una demanda por incumplimiento contractual aquí en España…

Pero ahora imaginen ya la apelación a la sentencia que se dicte; ese traslado del expediente en carritos de la compra del Juzgado de Primera Instancia a la Audiencia Provincial… Esa fecha para votación y fallo… Esa notificación a las partes a través de su procurador… Esa segura finalización del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 más de dos años después sin conocer la sentencia…

En definitiva y risas al margen, existen muchísimos elementos que hacen este tema muy interesante:

  • Los otros dos pilotos, Nasr y Ericsson, también tienen contrato en vigor con el equipo (de hecho estuvieron personados en la causa.
  • Los patrocinadores, a cambio de la millonada que pagan, suelen en estos casos, obligar por contrato a que “su” piloto esté en parrilla (habrá que ver qué dice o hace Banco do Brasil si retiran a su compatriota Felipe Nasr).
  • El equipo Sauber alega que existen problemas de seguridad que impiden que pueda pilotar quien ha ganado la demanda, tales como que la configuración de los coches está realizada para los otros dos pilotos, el demandante no tiene el asiento para el coche hecho, etc.
  • El piloto no tiene la licencia para correr y el equipo no se la ha solicitado. Técnicamente no habría tiempo para obtenerla dado que se precisan catorce días, pero según la propia dirección de carrera, habría medios para obtener una licencia provisional.
En definitiva, habrá que estar pendiente de lo que ocurre a las doce de la noche de hoy, cuando se celebre la vista de ejecución de cara al campeonato que comienza a las dos de la madrugada.

Habrá que estar pendiente de lo que ocurre a las doce de la noche de hoy, cuando se celebre la vista de ejecución de cara al campeonato que comienza a las dos de la madrugada.

Y sobre todo, no dejemos de pensar que hay lugares en los que se puede celebrar un juicio por incumplimiento de contrato, una apelación y una vista para ejecución en ¡CUATRO DÍAS!

Acerca de Nacho San Martin

Soy abogado, de los que están al otro lado de muchos de vosotros. Abogado de empresa... pero sigo siendo abogado igualmente. Me gustan muchísimas cosas, así que, quizá deje que vuelen por aquí al margen del Derecho. Tengo una máxima, una del gran Vince Lombardi: "Los momentos más oscuros de nuestras vidas no deben ser ni enterrados ni olvidados; más bien son un recuerdo que debe permanecer para servir de inspiración y recordarnos la fortaleza del espíritu humano y nuestra capacidad para soportar lo intolerable."
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s