Me gustan las motos… Y la seguridad

Me gustan las motos.

No Nico Abad, no es un homenaje a tu absurdo e inaguantable grito con el que nos torturas en las retransmisiones, aunque sí creo que este post va a hacer descender de forma alarmante mi “cuota de pantalla”.

Muchos de los que me seguís en Twitter ya sabéis de mi afición por las motos. Soy eso que se puede llamar “motero” (en la acepción española del diccionario de la RAE, que no la chilena o la ecuatoriana).

Esto supone que cuando buenamente puedo acuda a algún Gran Premio (en España tenemos la suerte de tener Jerez, Barcelona, Aragón y Valencia para elegir) en los que siempre encuentro lo mismo:

Muy buen rollo, una organización increíble (este año en Motorland alguna queja en los desvíos obligados a la salida del circuito) y, por supuesto, algún descerebrado… Que, como en cualquier otro ámbito de la vida, “haberlo haylo”. Y todas esas cosas que te encuentras conforman las caras de los Grandes Premios.

La moto ofrece posibilidades infinitas en un viaje y te proporciona sensaciones que, en muchos casos y al margen de las opiniones de algunos, no tienen nada que ver con la velocidad.

La moto ofrece posibilidades infinitas en un viaje y te proporciona sensaciones que, en muchos casos y al margen de las opiniones de algunos, no tienen nada que ver con la velocidad.

La Comarca (Hobbiton).

Una de ellas es por ejemplo el aspecto económico. Según los estudios realizados en junio de este año, el Gran Premio Movistar de Aragón iba a tener un impacto económico sobre Alcañiz y las poblaciones de su entorno de 21 millones de euros de los que más de 13 millones son impacto directo.

En resumidas cuentas, inyección económica importantísima, casi un 80% de aragoneses encuestados a favor del mantenimiento del Gran Premio en Alcañiz, 112.000 espectadores, 100% de ocupación hotelera en un radio de 100 km del circuito, un 30% de cuota de pantalla…

Igual viendo estos gráficos Mediaset debe darse cuenta que algo está haciendo mal… Pero esa es otra historia.

Igual viendo estos gráficos Mediaset debe darse cuenta que algo está haciendo mal… Pero esa es otra historia.

En definitiva, un impulso económico, de imagen y de promoción importantísimo para la ciudad. La cara amable de un Gran Premio que, junto con el buen rollo que decía antes, las rutas por los alrededores del circuito en plan turista, maldiciendo por no llevar una moto con sidecar y protagonizar “Amanece que no es poco” y, por supuesto, las carreras, conforman un paisaje idílico que te obligan a planificar el viaje del año próximo antes de que haya terminado el fin de semana.

Es tu incursión en La Comarca donde encuentras cachondos como los tuneadores de furgos.

Mordor.

La otra cara es puro Mordor. Sólo falta Saruman… en moto. Es el “postureo” en algunos casos y, directamente hacer el “sindiós” que decía el gran Saza en “Amanece que no es poco” (otra vez, bendita película) en otros.

Pero señores no nos engañemos, que esto se hace porque se permite y se hace en todas partes:

En jerez:

En Cheste:

En Barcelona:

Y por supuesto en Alcañiz:

El despliegue para un Gran Premio como este según nota de la Delegación de Gobierno es de 650 efectivos de la Guardia Civil a los que entiendo que se sumaría la Policía Local, además de los recursos sanitarios, etc. Afortunadamente, según la prensa, sólo hubo que atender a siete personas por intoxicaciones etílicas o pequeños cortes, magulladuras, etc. Cosas menores.

Lo que pasa es que desde que veo el vídeo del “amigo” haciendo ceros en el asfalto se me pone un poco la carne de gallina. El primer necio soy yo que me pongo a grabarlo a dos metros de distancia. Tengo claro que sabía hacer lo que hacía pero ¿Y si le resbalan los dedos de la maneta del freno, si le resbala el puño o tropieza?

Desde cualquier punto de la plaza (y fuera de ella) se ve la humareda porque, no nos engañemos, hacer un burn out mola… y verlo está muy bien. Pero vamos, la combinación hacerlo – verlo – y – grabarlo – a – dos – metros – de – distancia – no – mola – tanto.

Proactividad Vs Reactividad.

La sociedad es reactiva per se. Somos una sociedad más de lamentarnos y no dejar títere con cabeza cuando pasa algo que de intervenir para que no pase. Aun cuando se tienen los medios para evitarlo. Pero si se hace algo como intervención preventiva ¿Os imagináis que habría pasado? El caos.

Hay muchos comentarios que se pueden leer sobre si Jerez ya no es lo que era, si Cheste ya no tiene el ambiente que tenía las noches anteriores al Gran Premio… Es decir, si se interviene limitando determinadas actividades en previsión de no asistir a un revival del fin de los días de Luis XVI y Maria Antonieta ejecutado por la rueda trasera de una moto se está cortando el buen rollo… y probablemente el año que viene se ganarían menos de esos 21 millones de euros ¿No?

Ya sabéis. Todos tenemos un seleccionador dentro y, en este caso, se ponen en una balanza algunos de los factores que hemos visto y sobre los que os invito a reflexionar.

Acerca de Nacho San Martin

Soy abogado, de los que están al otro lado de muchos de vosotros. Abogado de empresa... pero sigo siendo abogado igualmente. Me gustan muchísimas cosas, así que, quizá deje que vuelen por aquí al margen del Derecho. Tengo una máxima, una del gran Vince Lombardi: "Los momentos más oscuros de nuestras vidas no deben ser ni enterrados ni olvidados; más bien son un recuerdo que debe permanecer para servir de inspiración y recordarnos la fortaleza del espíritu humano y nuestra capacidad para soportar lo intolerable."
Esta entrada fue publicada en Motos y Seguridad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s